lunes, junio 25, 2007

¡Perro pa' dibujar!

(Advertencia: con todo respeto para los involucrados)

Hace algunos años, en los últimos de su pontificado y cuando aún tenía fuerzas suficientes para realizar actividades físicas, Juan Pablo II, sucesor de San Pedro, se encontraba visitando su natal Polonia.

Despues de un agitado día de apariciones públicas, el Santo Padre era llevado en su limusina blindada al lugar en que pasaría la noche.

Durante el trayecto, Juan Pablo II reconoció las calles que recorría en su juventud, primero a pie, luego en bicicleta y en alguna ocasión, en su primer coche propio; fue entonces cuando el Papa cayó en la cuenta de que hacía años, o más aún, décadas, desde que había tomado el volante por última vez, ya que siendo quien era, siempre tuvo chofer.

-Hijo mio...- dijo dirigiéndose a su chofer.
-¿Dígame, su Santidad?- preguntó el chofer.

-¿Le darías a este hombre cansado, la oportunidad de manejar por las calles que lo vieron en mejores épocas?- le preguntó Juan Pablo II.
-...pero... su Santidad..., usted no tiene licencia... además... no creo que sea correcto...-dijo dudoso el chofer.

Como al Papa no se le puede negar nada, el chofer accedió diciendo -Bueno... pero solo unas cuantas calles...-

El chofer intercambió lugares con el Papa, quien tomó el volante y ni tardo ni perezoso, que le mete velocidad a la limusina. Se subía a las banquetas, tiraba los buzones, se les atravezaba a otros autos... un lío total.
No habían avanzado ni un par de cuadras, cuando los alcanzó una patrulla de la Agencia de Seguridad Vial Polaca...

El Papa detuvo el coche y le dijo al asustado chofer -No te preocupes, tu quédate allá atrás... yo lo arreglo, hijo.-


El oficial de la patrulla se acercó a la ventanilla del conductor e hizo una señal para que bajaran el vidrio. Cual fue la sorpresa del oficial, al ver que quien venía conduciendo era ¡el mismísimo Papa Juan Pablo II!


Sin decir palabra alguna, el oficial se encaminó a su patrulla, tomó el radio y se comunicó con la central:
-Aquí oficial 4357... pido instrucciones para proceder... al parecer he detenido la limusina de una persona MUY IMPORTANTE... cambio.

-Aquí central... ¿se trata de un empresario?, cambio.

-No no... al parecer es MÁS IMPORTANTE... cambio.
-¿Será entonces un político?, cambio.

-No no no no... parece ser MÁS IMPORTANTE TODAVÍA... cambio.

-¡Bueno 4357! ¿Pues quién es?

- PUES PARA TRAER AL PAPA DE CHOFER ¡A MI SE ME HACE QUE HA DE SER DIOS!





Nadamás calcúlenle... !!¿Quién dibujará PARA QUE LE COLOREE LADRÖNN?!! jejeje


1 comentario:

Caffeineman dijo...

"EL MONSTRUO" COLOREO PARA NUESTRO BUEN AMIGO FITO MARTINEZ QUE BUENA ONDA!
La neta es que Omar Ladronn e sun artista como pocos, sencillo, pero sobre todo talentoso.
Excelente ilustración (como siempre) Felicidades Al buen Fito
AVE!