domingo, febrero 10, 2008

¿Quién vigila a los vigilantes?

Las artes son el reflejo del entorno en que viven quienes las practican y los cómics no son la excepción; los trabajos surgidos a mediados la década de los 80, dejan entrever una sociedad bajo constante temor por “La Guerra Fría”. Específicamente en 1986, DC estaba reconstruyendo su universo y en esta transición surgen dos obras que son consideradas parte aguas en la evolución de la narrativa con viñetas: “The Dark Knight returns” de Frank Miller y Klaus Janson y “Watchmen” de Alan Moore y Dave Gibbons. Ambas publicaciones redefinieron el tono que los cómics tenían, manejando historias que reflejaban el entorno social del momento.


Watchmen inicia con el registro de una entrada en lo que parece ser un diario, ésta nos sitúa en el 12 Octubre de 1985.
Se ha cometido un asesinato en la ciudad de Nueva York; la victima ha sido lanzada desde una ventana ubicada en uno de los pisos superiores de un edificio. Desde la ventana rota, se puede aún ver la sangre lavada en la acera que escurre hacia una alcantarilla, varios pisos abajo: dentro del líquido carmesí, se distingue un botón de color amarillo con una cara sonriente, que pertenecía a la víctima.
La historia se sitúa en el presente de un Nueva York muy diferente al que conocemos, ubicado en un universo muy parecido al nuestro, pero con ciertas variaciones que el lector identifica al ir siendo reveladas en parte por la trama, en parte por las ilustraciones y en parte por “documentos” que dan fuertes cimientos a uno de los universos de los cómics mejor estructurados en los tan solo 12 números que dura la serie, siendo la diferencia mas notoria la existencia de un mayor avance tecnológico con el que cuentan nuestros vecinos del “Universo Watchmen” (denominación no oficial, pero que utilizaré para efectos descriptivos).



Es importante señalar que tanto los personajes principales como los secundarios, juegan un papel importante en el desarrollo de la historia, debido a que de alguna u otra forma, contribuyen a afianzar la estructura del universo en que se desenvuelven. Los personajes a los que Alan Moore da vida, están basados en unos ya existentes y sus características son muy similares debido a que originalmente Moore tenía la intención de desarrollar la historia con éstos personajes, antiguamente de la editorial Charlton Cómics, los cuales fueron comprados por DC Cómics e incorporados a su continuidad a principios de los años 80. En Watchmen, The Comedian está basado en Peacemaker, un violento agente del gobierno; Dr. Manhattan, basado en Captain Atom, es un empleado gubernamental que adquiere los poderes de un dios en un accidente nuclear; Nite Owl esta basado en Blue Beetle, justiciero que utiliza la ciencia para combatir el crimen en su vehiculo volador; Ozymandias, basado en Thunderbolt; Silk Spectre, es el único personaje principal femenino, quien esta basado en Nightshade y Rorschach está basado en The Question.

El primero en aparecer en la serie es Rorschach, uno de los personajes más complejos en la historia del cómic y que adopta el nombre de la prueba psicológica basada en manchas de tinta perfeccionada por el doctor Hermann Rorschach.
Rorschach es el único héroe que continúa activo, ya que dentro de la historia, en 1977 en Estados Unidos se aprobó una ley que prohibía el libre actuar los héroes enmascarados; importante es mencionar el hecho que este aspecto de la trama también es muy parecida a la manejada por Frank Miller en The Dark Knigth Returns.

Así van cayendo en su lugar todas las piezas que conforman la compleja maquinaria con la que funciona esta verdadera obra de arte. Lo que parecía ser un caso más de homicidio, resulta en una aparente conspiración para eliminar a los héroes enmascarados; Rorschach descubre que a quien han asesinado, no es otro que The Comedian.
Rorschach se da a la tarea de prevenir a sus viejos compañeros de grupo, quienes no toman en serio la advertencia, por considerar a Rorschach un loco, obsesionado y paranoico, que cree ver conspiraciones y complots en los titulares de tabloides sensacionalistas. Pero como dicen por ahí “No es paranoia si alguien realmente te persigue”.


El siguiente héroe en caer es el Dr. Manhattan, el personaje más poderoso del grupo y único “super” de los héroes, después Ozymandias, “el hombre más listo sobre la tierra”, quien es victima de un fallido atentado a mano armada en el lobby de su edificio corporativo y le sigue Rorschach, quien cayó en una trampa muy bien orquestada para culparlo del asesinato de un villano de antaño.
Silkspectre y Nite Owl vuelven a las andadas y éste último, preocupado por la seguridad de su compañera, propone hacer caso a la advertencia y ayudar a escapar de prisión a Rorschach. De aquí en adelante se revela el objetivo real de los eventos tan fríamente calculados, que va mas allá del simple hecho de desaparecer del mapa a los héroes, lo cual no pasa a ser otra cosa que un engrane más del reloj gigantesco que lentamente se aproxima a la media noche y que tanto figurativa como literalmente, marcan la culminación de tan complejo plan.



El contenido de cada edición es intelectual y sofisticado, dirigido principalmente al público adulto. Las portadas de cada número están enfocadas a presentar símbolos e iconografía, en lugar de mostrar imágenes melodramáticas de los personajes protagónicos o de la batalla en el clímax de la edición. A diferencia de cualquier otro cómic convencional, las portadas forman parte fundamental de la historia, por lo que desde el momento en que el lector ve la portada de cada una de las revistas, inconscientemente ha comenzado su lectura; además, el último panel de la última página de cada número contiene algún elemento visual relacionado con la portada, creando un ciclo, que llega al extremo tal de unir el último panel de la última página del último número de la serie con la portada del número uno.


Cada número contiene además artefactos del mundo ficticio en el que la historia se desarrollaba, como extractos de libros y revistas, un archivo psiquiátrico y hasta la propuesta de una línea de figuras de acción.
Incorporados dentro de la narrativa misma, se presentan el diario de uno de los personajes y un cómic dentro del cómic, que en ciertos puntos toma el control de la narrativa, proveyendo relación irónica (una especialidad de Moore) a la acción. El tono general de la historia se puede definir como de “anti-veneración”, ya que busca hacer evidentes los defectos de los personajes y la sociedad en la que se mueven.



Abordar temas como la homosexualidad, la drogadicción, el abuso sexual, la energía nuclear como un arma destructiva y el abuso del poder, de por sí ya es audaz en si mismo, pero más allá de eso son temas que presionan botones rojos que han disparado críticas directas al medio de los cómics desde hace ya varias décadas.

Considero esta obra una lectura que no puede faltar en la repisa del lector de cómics que gusta de historias complejas, giros inesperados, personajes sólidos y un arte, que si bien ha sido criticado en gran medida por sus contrastantes colores, no deja de cautivar visualmente. En México no se ha publicado la serie en español y difícilmente se pueden conseguir las ediciones originales, pero actualmente se pueden conseguir recopilaciones en inglés.

Espero que les haya parecido interesante, me pongo a su disposición para cualquier crítica o comentario, duda o sugerencia, así como para discutir puntos que no se tocaron sobre ésta obra maestra de Alan Moore o sobre cualquier otra, no importa la editorial, no importa el personaje, lo que importa es que vayamos mas allá del papel y la tinta.

4 comentarios:

Abia dijo...

Siempre he querido leer Watchmen, todas las reseñas y críticas que he encontrado sobre el cómic son muy buenas y eso ha despertado mi curiosidad, pero como dices, no he podido encontrarlo. Creo que lo mejor será ordenarlo por internet, en fin, me gustó esta reseña, muy completa, saludos.

Anónimo dijo...

Excelente articulo lo pondre en twitter
nursing scholarships

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el post, muchos saludos desde Colombia!

Anónimo dijo...

Felicitaciones, muy interesante el post, espero que sigas actualizandolo!