jueves, noviembre 01, 2007

Coleccionistas.

Por Adrián Medina

Neil Gaiman es considerado dentro del medio como uno de los mejores exponentes del cómic fantástico; la obra por excelencia con la que se le relaciona es sin duda Sandman.
Dentro de la colección “the Dolls house” que recopila los números 9 al 16 y correspondiente a la etapa de Gaiman, se puede encontrar la historia “Collectors” (Coleccionistas). Ésta forma parte de un arco argumental más extenso, que relata la historia de una joven quien busca a su hermano perdido, al mismo tiempo que sin saberlo se relaciona con personajes de otros planos… mismos a los que el “rey de los sueños” pertenece.

En “Collectors”, el destino lleva a la joven y a su educado, pero a la vez misterioso acompañante, a hospedarse en un hotel a orilla de la carretera; el hotel es sede de una singular reunión: una convención de asesinos seriales.

Como en toda convención, los participantes llegan a una mesa de registro, donde se han apuntado bajo pseudónimo; existe todo un plan de actividades en donde hay debates, conferencias, proyecciones de cine e incluso discursos de “celebridades”, todo disfrazado como una “Convención de productores de cereal” (en inglés la pronunciación de las palabras “cereal” y “serial” es casi idéntica).

El autor salpica al lector de cortas descripciones de los hábitos y antecedentes de algunos a los asistentes a la convención, e incluso se permite presentar una versión más oscura y violenta del cuento “Caperucita Roja”, en el marco de un cuento “para matar el tiempo”.

Sandman entra en acción cuando “Fun Land”, un corpulento hombre en bermudas y playera, no resiste la tentación y ataca a la joven protagonista; en su momento, el acompañante de ésta, al identificar por razones no muy claras al tipo de personajes que se estaban dando cita, le había escrito un nombre que tendría que invocar en caso de encontrarse en peligro; el nombre: Morpheus. Además de salvar a la chica, Morpheus enfrenta a “the Corinthian”, una pesadilla que había tomado forma humana y que se había escapado del reino de los sueños, para esparcir el terror como un asesino serial.

3 comentarios:

Falcon dijo...

Soy gran fan de Neil Gaiman en verdad recomiendo cualquiera de sus trabajos. Uno de mis favoritos Sandman y su novela Coraline

Migue dijo...

TUve la ocasion de leer la letenda del monje y la rapoza (o zorra) escrita por gaiman basada en una leyenda japoneza estaba muuuy chida.

Ragnarok dijo...

Gaiman, simplemente de los pocos autores de cómic que me agradan.